martes, 22 de agosto de 2017

‘Los yihadistas de Barcelona han realizado una operación contra un país de la coalición antiyihadista’

Asier Ubico

“Los ejecutores del ataque en Barcelona son soldados del Estado Islámico y han realizado una operación contra un país de la Coalición”, clamaba el comunicado difundido por la red mediática del ISIS en las redes sociales. Obviamente haciendo referencia a la llamada “Coalición Internacional Contra Estado Islámico” (CJTF-OIR, con sus siglas en ingles), que es el mando central militar creado y liderado por EEUU para frenar el avance del ISIS “de Irak, Siria y Levante”.

Cualquier lector que tuviese algo de memoria o cualquier joven con alrededor de 30 años podría preguntarse qué tiene que ver el estado español en esta Coalición: “¿Acaso Zapatero no retiró las tropas españolas de Irak? ¿Por qué el Estado español vuelve a ser el objetivo del extremismo islámico?”, podría preguntarse.

La realidad es que, con nuestro gobierno en minoría, España es uno de los 68 países que participa activamente de esta “Coalición”, aportando nada menos que 425 soldados, según informa “El País”. Y esto se lo tenemos que “agradecer” no solo al gobierno “de la minoría” de Rajoy sino también al PSOE de Pedro Sánchez que en enero de 2015 aprobaron en el Congreso de Diputados (con el rechazo de Unidos Podemos y ERC) volver a enviar tropas a la región.

A esto se le añade que a finales de 2016 la comisión de defensa del Congreso decidió volver a mandar aún más tropas con la excusa de ser esto “vital para nuestra seguridad”. Palabras que hoy aun resultan más cínicas e hipócritas. Es decir, más de diez años después de que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ordenara la salida de las tropas de Irak en 2004 gracias a la movilización popular que se lo impuso, el ejército español sigue cumpliendo un papel en la coalición imperialista que bombardea Siria e Irak.

En la rueda de prensa donde compareció Mariano Rajoy con motivo del atentado en las Ramblas, el presidente de gobierno planteó que los españoles habíamos “superado momentos como este”, en una clara alusión al atentado de Al Qaeda que ocurrió el 11 de marzo en la estación de trenes de Atocha en 2004. Pero a Rajoy se le olvidó mencionar algunos detalles importantes de cómo se llegó a aquella situación.

Hacia el 2001 el gobierno de José María Aznar (PP) fue parte junto al primer ministro británico Tony Blair, y el presidente norteamericano George Bush de lo que se llamaría la “foto de las Azores”. La alianza, saltándose incluso todo protocolo internacional, invadió Irak con la excusa de la existencia de armas de destrucción masiva. La respuesta no se hizo esperar: miles y miles de jóvenes y trabajadores españoles inundamos las calles denunciando que el objetivo de la guerra era el control del petróleo y de la región para ponerlas en manos de las multinacionales americanas. Más tarde diferentes organismos (incluso americanos) demostrarían que la existencia de armas era mentira.

Como era de prever, mientras el gobierno del Partido Popular entraba en la guerra, los trabajadores españoles pusimos los muertos en Atocha. Entonces el gobierno se inventó burdamente la hipótesis de que habían sido miembros de ETA los causantes de la tragedia, pretendiendo ocultar de esa forma la relación evidente que existía entre la catástrofe y la guerra en Irak. Miles de personas y cientos de estudiantes en huelga volvimos a salir a las calles para denunciar la tremenda hipocresía del gobierno.

Fue en este contexto de fuerte movilización social que pocos días después el PP fue barrido y sustituido por el PSOE en el gobierno. Y con una rapidez sorprendente, a principios de abril la movilización popular no solo consiguió echar (aunque fuera electoralmente) al gobierno de la guerra petrolífera, sino que le impuso al social liberal Zapatero la retirada inmediata y total de las tropas de Irak, que en ese momento eran más de 2.300 soldados.

A día de hoy los responsables políticos de la invasión y la guerra de Irak no han sido juzgados ni castigados por los miles de muertes. La Corte Penal Internacional (CPI) que supuestamente juzga los crímenes de guerra y contra la humanidad declara, nada menos que casi 15 años después, que “no tiene competencias” para juzgar al que era presidente del gobierno del Partido Popular, ni tampoco a EEUU o el Reino Unido.

Pasados los años, no solo no se ha juzgado a ningún responsable político, sino que los mismos partidos responsables -entre ellos el Partido Popular- han vuelto a participar en la guerra con las consecuencias que implica, y esta vez, con la ayuda del PSOE. Como informa Europa Press, a los más de 400 soldados enviados recientemente a Irak hay que sumar el resto de los 2.100 militares y guardia civiles desplegados por Turquía, Líbano, Afganistán, la zona central de África, etcétera.

La única manera de superar el horror como el de los atentados de las Ramblas y del resto de las víctimas de la guerra es frenando esta guerra imperialista, y esto solo puede pasar por la retirada inmediata de las tropas españolas y de todas las tropas imperialistas. Algo que tenemos que reclamar, como en su momento, mediante la movilización popular.

http://www.laizquierdadiario.es/El-papel-del-ejercito-espanol-en-la-coalicion-imperialista-contra-el-Estado-islamico

En noviembre Estados Unidos dará los primeros pasos para un ataque militar a Venezuela

Manuel José Montáñez

Ha surgido una propuesta de maniobras militares conjuntas ordenada por el Pentágono al ilegítimo gobierno de Temer; donde el embajador norteamericano Peter McKinley, juega un rol preponderante; sin embargo y a los fines de formalizar públicamente esas operaciones, será o es, la parte brasileña quien invita oficialmente, al ejército norteamericano a participar. Es decir, los gringos ordenan, pero escurren el bulto, la responsabilidad y hacen aparecer como que son otros quienes los invitan.

Por el ejército norteamericano, participarían por lo menos, unos 800 hombres de las Fuerzas Especiales, denominados “Seal”, en las maniobras que financiará íntegramente Tío Sam, haciendo galas de su desprendimiento, lógicamente, siempre y cuando se trate de incrementar su control sobre la región.

En esta patraña, también participarán los ejércitos del Perú y Colombia. Es importante destacar y recordar, que Brasil, Colombia y Perú, tienen una frontera común, que en el mapa brasileño se conoce como “Cabeza de Perro”, una especie de zona de aliviadero (tierra de nadie), donde cohabitan grupos delincuenciales, narcotráfico, paramilitarismo e incluso, disidentes de la guerrilla colombiana que no se sumaron al “Proyecto de Pacificación” de Nariño, pues lo consideran es una patraña de Santos.

Para los Estados Unidos (léase las últimas declaraciones del asesor de seguridad Herbert McMaster), ellos no harían directamente la guerra al pueblo venezolano, dejando entrever que apoyarían cualquier iniciativa militar que surja contra la RBV por parte de terceras naciones, para “rescatar al pueblo venezolano”. De allí la conveniencia de que los protagonistas de estas maniobras sean tres países con quienes compartimos fronteras; en una coyuntura en la que gobiernos de la derecha desconocen y se han declarado abiertamente en contra de la voluntad popular del pueblo venezolano y su Constituyente, aprobada por más de ocho millones de voluntades.

Todo lo anterior forma parte de una estrategia conjunta, orquestada por los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, para derrocar al presidente Nicolás Maduro Moros.

Para noviembre (fecha en que se ejecutaría el ejercicio), ellos apuestan a que deberían acrecentarse las posiciones anti constituyente y lo más importante, que éstas se desarrollarán en el marco de las elecciones regionales tentativamente programadas por el CNE, para diciembre de 2017. Dos objetivos tácticos a perturbar.

Por eso, no hay que olvidar que la actuación de la ultraderecha en las elecciones a gobernadores, no implica que ellos abandonen sus pretensiones golpistas y desestabilizadoras. Así lo dejó entrever el diputado Freddy Guevara, en el sentido de que para ellos, su participación “es un movimiento táctico”.

Quedará de parte de la soberana ANC, legislar para que se normalice la situación política nacional y efectivamente, logremos la tan anhelada paz.

Aunque desde el punto de vista estratégico, estas maniobras no representan el inicio de una invasión militar, la realidad es que tras de ésta, se esconde un objetivo más perverso, geopolíticamente hablando. Es decir, se permitirán un “mejor estudio” del Teatro de Operaciones Sur Venezolano y a la vez, concretarán lo que sería su objetivo fundamental; valga decir, empujar hacia nuestro territorio, la mayor cantidad posible de fuerzas irregulares con las cuales acrecentarían el caos y profundizarían la crisis delincuencial en ese espacio geográfico, con la posibilidad de crear una especie de territorio sin autoridad (tesis separatista), desde donde operaría un conveniente “ejército difuso” con el cual atacarían al gobierno central venezolano. Es el mismo formato creado por ellos en el norte de África, contra Libia y Siria, actualmente sumidos en el caos.

A nuestros oídos llegó una especie (desde una fuente muy bien informada en Planalto), sobre una entrevista entre la estación CIA y el gabinete de seguridad institucional (GSI), donde se manejó la posibilidad de aprovechar las maniobras en la frontera con Venezuela, para entregar algunos suministros y pertrechos militares a la oposición antichavista y así materializar la promesa que le hiciera el embajador norteamericano a la Sra. Lilian Tintori de VP, a través del canciller brasileño, Marco Galvao, durante su visita a Itamaratí en mayo de este año 2017.

En ese sentido, el sátrapa de Temer, miente a su pueblo sobre lo que realmente ocurre en Planalto respecto del tema que nos ocupa y terminó cediendo (como un buen perrito echado en la alfombra), al chantaje del embajador yanqui para que aceptara y convocara las maniobras militares tripartitas a cambio de recibir apoyo político estadounidense a su usurpador gobierno; ayuda que requiere para sobrevivir pues se convirtió en el “presidente” más impopular de todos los tiempos en Brasil; disputándole el descrédito, a Macri de Argentina, Pedro Pablo Kuczynski del Perú y Santos de Colombia.

Conocimos también que el general Villas Boas (quebrantado de la salud), está en contra de las maniobras injerencistas, lo que ha obligado a la embajada del Tío Sam a disuadir al bandido de Temer a que le exija la renuncia al Sr. Gral. Vilas Boas, quien opina que “invitar al ejército norteamericano a hacer ejercicios conjuntos, es como, enseñar al enemigo como combatirles en la selva”.

Los actuales gobernantes (brasileño, colombiano y peruano), parecen haber olvidado las históricas y viejas pretensiones estadounidenses de apoderarse de nuestra Región Amazónica (estamos obligados a no olvidar), la más rica en biodiversidad y agua del planeta, la cual pretenden despojar bajo el eufemismo de convertirla en un “territorio bajo jurisdicción internacional”, con el argumento de que somos incapaces de preservarla. Para ellos no somos más que cifras; es decir, somos cerca de 500 millones de habitantes (compradores y consumidores), que le garantizarían la rentabilidad a la enferma economía norteamericana. Al salir huyendo, derrotados, de Euroasia, pretenden llegar acá, a los fines de retomar el control de lo que históricamente ellos nos han considerado, su “patio trasero”.

En su momento, el poeta y canta autor brasileño, Gilberto Passos Gil Moreira (Gilberto Gil), ex Ministro de la Cultura -hasta 2008- del compañero Lula, les respondió dignamente en la ONU, a los gringos y a sus socios Europeos: “A Amazônia é nossa”.

Es vergonzoso, pero hay que decirlo. Nos aseguran desde allá, que es tal la presión y la influencia del diplomático estadounidense en Brasilia, que por momentos pareciera que Temer no gobierna en la Patria de Anita de Garibaldi; asegurándonos en perfecto portugués:

“É incrível, mas todas as ordens do que o usurpador (ler ditador), executam, deixam a embaixada dos EUA”.
“Plateau perdeu sua majestade e foi transformado em uma pantomima”.

https://www.aporrea.org/oposicion/a250809.html

Ataques fascistas contra monumentos populares en plenas fiestas de Bilbao

Eusko Lurra Fundazioa y Herritar Oroimen Historikoa

Este año en la Aste Nagusia en Bilbo está siendo especialmente visible la presencia de grupos ultraderechistas. A destacar la provocación durante el chupinazo y en Begoña al colgar una bandera española de grandes dimensiones. El grupo “Falange Vasco-Navarra” reivindicó la provocación. Este mismo grupo ha amenazado a la comparsa libertaria “Hontzak” por sus críticas a la Iglesia Católica. Lo último ha sido el ataque en el monte Artxanda al monumento en memoria de los gudaris y milicianos que defendieron Bilbo en el 37 y que la asociación Aterpe colocó hace 10 años.

Estos ataques no son fruto de la casualidad ni de una mera “fiebre de verano”. Es notorio que en toda Euskal Herria y en especial alrededor del Gran Bilbao, en los últimos años, están proliferando grupos y elementos fascistas. Pintadas racistas y xenófobas. Ataques contra gentes de izquierdas y abertzales… No olvidamos como no hace muchos años el grupo “Falange y Tradición” protagonizó toda una serie de atentados contra monumentos a las víctimas del Genocidio Franquista y militantes abertzales. En aquel caso, esos mismos tribunales españoles que tan duros se muestran con militantes de izquieradas e independentistas sentenciaron una pena mínima para los fascistas. Algunos atentados, como por ejemplo el ametrallamiento de la estela que recuerda a los gudaris de EAE-ANV en Oiartzun, siguen sin aclararse... Si es que alguna vez han sido investigados.

La impunidad de los grupos ultradrechistas en Euskal Herria no es algo nuevo. Los años de la Reforma Política están llenos de actuaciones criminales de estos grupos. Ahora parece que de nuevo se están reforzando. Es especialmente denunciable las relacciones públicas que políticos del PP y UPN mantienen con estos grupos ultraderechistas. La última en fiestas de Leitza.

Las raíces de la derecha española son totalmente franquistas y fascistas. Esto no es un secreto para nadie. En el grupo fundador del PP hay un monton de altos cargos de la Dictadura Genocida Franquista. En la Reforma Política, por medio de la ley de autoamnistía de 1977, lograron su absoluta impunidad y que los aparatos militares, policiales y judiciales del Franquismo pasaran sin ninguna depuración a incrustarse en el nuevo régimen. Pero ante el auge en los últimos años del movimiento memorialista y sus acciones, la derecha española ha comenzado una verdadera ofensiva ideológica en defensa de los “valores” del Régimen Franquista e intentando justificar y quitarles hierro a los crímenes del Genocidio Franquista. Esta defensa se puede apreciar cada vez de una manera más clara en los medios de comunicación, en las ayudas a grupos y fundaciones de carácter franquista y fascista, en las instituciones y en actos públicos. Protagonizado todo ello en muchos casos por militantes del PP.

A consecuencia de todo ello los grupos fascistas que estaban apostados tras la pantalla de la derecha institucional se han visto lo suficientemente arropadaos para hacerse públicamente visibles. La inmigración y los ataques yihadistas son escusas para estos grupos para extender sus mensajes de odio y xenofobia. Todo aderezado y amaparado por el ultra-catolicismo y sus medios de comunicación.

A fín de cuentas los grupos de ultraderecha se están confirmando como una “vanguardia” de la derecha neofranquista mayoritaria y clásica. Asumiendo discursos y acciones xenófobos y totalitarias que pueden resultar demasiado radicales o “políticamente incorrectas” para ella.

Frente a todo esto es necesario desde la memoria histórica popular recuperar los valores rojos, revolucionarios, libertarios, laicos y comunistas que defendieros en la guerra del 36 los militantes libertarios, comunistas y los gudaris de izquierda abertzale encuadrados en EAE-ANV. El internacionalismo la fraternidad entre personas y pueblos y los valores de las libertades nacionales y sociales.

Siendo además el monumento a los combatienets de la batalla de Artxanda el que ha recivido el ataque, queremos recordar a los gudaris ekintzales, de izquierda abertzale, que murieron en Artxanda defendiendo Bilbo de los fascistas españoles, italianos y de los nazis. Unos 100 encuadrados en los batallones Eusko Indarra y el ANV (III).

Como recordaban en sus escritos en la guerra del 36 los gudaris de EAE-ANV, solamente cuando sean arrancados de nuestro País todo rastro de capitalismo y los valores de la España Eterna se conseguirá la verdadera Paz. Ya que ambos han sido en los últimos 80 años la fuente del genocidio y de todos los crímenes contra la humanidad y abusos cometidos.

¡ No a la xenofobia !
¡ No a la islamofobia !
¡ Autodefensa popular contra el fascismo español !
Gora Euskal Herria Antifaxista !
¡¡ No pasarán !!

http://herritarbatasuna.eus/es/comunicados/comunicados-2/387-el-ataque-fascista-contra-el-monumento-la-huella-en-artxanda-no-es-fruto-de-la-casualidad

Continúa la arremetida contra los miembros de las FARC

Desde que comenzó la implementación del Acuerdo de paz se han registrado 24 asesinatos entre integrantes de las FARC y sus familiares. A eso se le suman los homicidios de decenas de líderes sociales que se han registrado en lo corrido del año.

Aunque se ha publicitado por parte del Gobierno Nacional que es la hora de la paz, los hechos registran otra cosa. Los informes de la ONU, Marcha Patriótica y otros muestran cómo en lo corrido de este 2017 se ha incrementado la violencia por grupos al margen de la ley, que la institucionalidad insiste en llamar bandas criminales, pero son estructuras paramilitares.

Diversos voceros y líderes de la comunidad internacional han denunciado este hecho, como el representante en Colombia de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Todd Howland, así como Rémy Pagani, alcalde de Ginebra (Suiza), quien después de la visita hecha en el país manifestó en entrevista al Espectador que el Gobierno debe reconocer el paramilitarismo sin eufemismos, así como brindar protección a los líderes sociales y cumplir con el Acuerdo de paz.

Esta semana pasó un crudo balance para los miembros de las FARC, puesto que ya van varios miembros asesinados en momentos donde las ZVTN pasan hacer Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (http://prensarural.org/spip/spip.php?article21916).

Varios voceros de las FARC se han manifestado exigiendo cumplir con lo acordado. Pastor Alape dijo en redes sociales: “Trágica semana para la paz, 4 excombatientes de @FARC_EPueblo asesinados en 4 días. El miedo no cambiará nuestra voluntad de paz”. Al respecto, Pablo Catatumbo manifestó: “¿Hasta cuándo el odio? #PazSonGarantías”.

Son varias las voces que han criticado las salidas en falso del Gobierno frente a los acuerdos pues sus permanentes incumplimientos y la falta de voluntad política han sido permanentes. Mientras tanto, los excombatientes siguen cumpliendo y demandan mayor protección del Estado. Además exigen la salida de sus compañeros de las prisiones.

http://prensarural.org/spip/spip.php?article21931

 

La guerra comercial entre Estados Unidos y China es la antesala de la guerra de verdad

Para evitar una catástrofe económica sin parangón en la historia, a finales del mes que viene el Congreso de Estados Unidos deberá aprobar una ley para ampliar el techo de deuda pública. Si no se amplía, Estados Unidos no podría pagar sus gigantescas deudas; iría a la quiebra de manera inmediata y arrastraría consigo a una buena parte de las finanzas mundiales, el desplome de las bolsas...

Pero los diputados no se ponen de acuerdo. En la Casa Blanca son partidarios de una expansión neta de la deuda, es decir, una anulación -que califican de temporal- del techo de deuda; algunos congresistas se oponen y pretenden un alza del techo hasta un cierto nivel.

Son distintas formas de anunciar la quiebra y de disolver sus efectos en el tiempo. Trump ha cancelado sus vacaciones, pero no para enfrentarse al problema sino para abordar el verdadero problema de fondo, la guerra comercial con China, que asume distintos formatos según el momento.

Ahora el formato es que China roba (a Estados Unidos) los derechos de propiedad intelectual; China responde que eso no es más que un instrumento de presión para que ellos -a su vez- presionen a Corea del norte.

Según la explicación simplista de Trump, China fabrica mercancías (“reproduce” son sus palabras exactas) con técnicas industriales estadounidenses, y luego las revende en Estados Unidos a precios muy bajos. Las exportaciones “made in USA” se reducen y las importaciones aumentan, el déficit exterior crece...

Si la cosa se pone fea, Estados Unidos recurrirá a la guerra comercial y las barreras arancelarias causarán a China un perjuicio económico que en Washington estiman -muy alegremente- en 600.000 millones de dólares. Naturalmente, la cifra es muchísimo más elevada, indicador de una gran catástrofe que ni siquiera son capaces de imaginar en sus peores pesadillas.

La Comisión Americana sobre Robo de Propiedad Intelectual calcula que las pérdida a causa de las falsificaciones chinas, pirateo informático y robo de secretos industriales alcanzan cotas comprendidas entre los 225.000 y los 600.000 millones de dólares. Según dicen, China es responsable del 87 por ciento de las mercancías  pirateadas o falsificadas que llegan a Estados Unidos.

Lo de menos es si eso es cierto o algo parecido a las “armas de destrucción masiva”; tampoco interesa saber si los datos están inflados o no. En cualquier caso es capitalismo en su más puro estado, competencia, un terreno que Estados Unidos ha perdido desde hace tiempo. Ya no les interesa la “globalización”, ni el “neoliberalismo”, ni el libre mercado, ni la Organización Mundial de Comercio.

Si Estados Unidos inicia una guerra comercial con China, los mayores perjuicios serán para los grandes monopolios estadounidenses, como Apple, que ensamblan sus mercancías en China para venderlas en Estados Unidos. Pero hay otros capítulos muy alejados de las nuevas tecnología en los que China ha liquidado a la competencia mundial: la mitad de la soja que se consume en Estados Unidos procede de China.

Ante tal situación, en Pekín han quedado los últimos defensores del librecambismo y de los viejos principios de la Organización Mundial de Comercio. Pero si no es posible triunfar con el librecambismo, dicen en Pekín, triunfaremos con el proteccionismo exactamente igual; tomaremos contramedidas.

A la vista aparece el fantasma de una drástica reducción del comercio internacional, uno de los pilares que han fundamentado el raquítico crecimiento del capitalismo desde 1945 en todo el mundo. No hay más que analizar la situación económica de Japón, en otro tiempo paradigma de que el capitalismo podía obrar milagros. Desde finales de los ochenta es una foto fija, la del estancamiento y la del fracaso de todos los remedios puestos en funcionamiento para salir del atasco, el último de los cuales lo dice todo: el lanzamiento en cantidades infinitas de dinero fiduciario.

La guerra comercial es, por lo demás, la antesala del otro tipo de guerra, la de verdad. Por eso los chinos tienen razón cuando la relacionan con Corea del norte. Lo uno conduce a lo otro.

lunes, 21 de agosto de 2017

El imperialismo capitula en Siria: Estados Unidos quiere negociar

Según el diario libanés Al Ajbar, “Estados Unidos busca restablecer el contacto con Bashar Al-Assad a través de un tercer país, que sería el Sultanato de Omán”.

El periódico señala que “hay informes sobre los intentos de Washington de restablecer el contacto con el gobierno sirio, que se han producido supuestamente hace 15 días y que involucran al Sultanato de Omán, el mediador tradicional de las crisis regionales”.

Mascate habría intercambiado mensajes entre Damasco y Washington y los mensajes estadounidenses llaman a la celebración de reuniones en un tercer país.

Al Ajbar se refiere luego a la respuesta de Damasco a esta petición estadounidense indicando que el gobierno sirio han puesto una doble condición: “Cualquier reunión con representantes de Estados Unidos tendrá que tener lugar en Damasco, la capital siria. Y el contenido de las discusiones no debe estar sólo referido a la cuestión de la seguridad, sino que ha de abarcar tanto las cuestiones políticas como de seguridad, porque para Damasco estos dos temas están interrelacionados y son complementarios, y no se pueden abordar por separado”.

En cuanto a la delicada cuestión de la “reconstrucción”, Damasco ha insistido en que en ningún momento Siria se convertirá meramente en “una caja” donde “las partes ingresarán su ayuda pecuniaria”.

Los esfuerzos de mediación de Omán no han ido más allá de la etapa preliminar, pero que el hecho de que Estados Unidos busque ahora un contacto con el gobierno de Damasco representa, sin duda, una victoria para Siria.

Después de seis años de guerra y desestabilización, Estados Unidos renuncia al derrocamiento de Assad como una condición “sine qua non” para un arreglo de la crisis en Siria, del mismo modo que ha hecho Francia, que comienza también a volverse hacia Damasco. Todo ello supone una gran victoria para el pueblo de Siria y sus aliados.

En 2015 el entonces secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ya admitió en una entrevista difundida en el canal CBS que Estados Unidos debía negociar con Bashar Al-Asad para poner fin a la guerra civil en ese país. “Al final tendremos que negociar”, afirmó Kerry entonces.

Hasta ahora los contactos entre Estados Unidos y Siria han sido indirectos, a través de terceros países y, especialmente, de Rusia. Sin embargo, el papel de Omán ya no es de intermediario sino que tiene por objeto abrir un canal entre ambos países.

Con el rabo entre las piernas, los países de la Unión Europea también preparan la reapertura de sus embajadas en Damasco.

http://spanish.almanar.com.lb/115278

¿Por qué Barcelona se ha convertido en un nido de espías de la CIA y del Mosad?


Publicamos un artículo de Eduardo Martín de Pozuelo aparecido en el periódico barcelonés La Vanguardia el 5 de junio de 2011 que ahora, seis años después, se entiende mucho mejor:

Desde la II Guerra Mundial Barcelona no había experimentado una concentración tan intensa de agentes secretos extranjeros y españoles, según han confirmado a este diario fuentes de la Comunidad de Inteligencia española. La capital catalana se ha convertido en un gran centro de operaciones de los servicios de inteligencia de todos los países que sufren y generan terrorismo yihadista y cuentan con representación diplomática en España. El operativo va más allá de Barcelona y alcanza a localidades con alta densidad de población musulmana.

La causa de que Barcelona se haya convertido en un nido de espías tiene su origen en la constatación de que Catalunya está considerada como un foco de primera magnitud del yihadismo asentado en Europa. Así lo advirtió ya La Vanguardia el 9 de mayo del 2007 al informar que Catalunya era una gran base de extremistas islámicos. La noticia, que incomodó a las autoridades autonómicas del momento, las cuales trataron de negarla, fue confirmada rápidamente con varias redadas, por memorándum secretos desvelados después por Wikileaks y por fuentes de los servicios de inteligencia española.

Entre los motivos para considerar Catalunya como “el foco de radicales islamistas más peligroso del Mediterráneo”, los servicios secretos de EE.UU. apuntan a la alta inmigración legal e ilegal desde el norte de África –Marruecos, Túnez y Argelia– así como de Pakistán y Bangladesh, lo que a su entender supone un “imán para reclutar terroristas”. La preocupación de las autoridades incluso ha provocado encuentros de expertos y miembros de diferentes servicios de inteligencia acreditados en España, como el celebrado hace unas semanas en Madrid. Una reunión sólo para hablar de Catalunya como “nuevo epicentro del yihadismo”.

Como consecuencia de la magnitud del fenómeno, se ha constatado la llegada a Barcelona de un flujo constante de agentes secretos de distintos países con la misión de vigilar e infiltrarse entre las comunidades musulmanas donde se sospecha que pudieran ocultarse extremistas, tanto los establecidos en el país como los que estarían de paso bajo el amparo y protección de residentes.

El récord de agentes que trabajan en Catalunya de incógnito se lo llevan los servicios de seguridad e inteligencia españoles, que bajo ninguna circunstancia pueden revelar el número de mujeres y hombres que componen sus operativos ni, por descontado, el modo en que actúan. En concreto, se trata del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), cuya dotación se ha multiplicado al menos por 10 en muy poco tiempo, y de las brigadas de Información del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), de la Guardia Civil y de los Mossos d’Esquadra. Cuando se considera necesario, Policía y Guardia Civil refuerzan sus plantillas catalanas con nuevos agentes enviados desde Madrid.

El encargado de la coordinación de las misiones y evitar interferencias entre el trabajo de los agentes es el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, el CNCA, que debe evitar duplicidades entre los distintos servicios. Sin embargo, lo cierto, aunque oficialmente no se admita e incluso se niegue, es que cada centro de Información lleva sus propias investigaciones y tiene sus infiltrados y confidentes que trata por su cuenta. Así las cosas, los roces y piques son inevitables. De hecho no es infrecuente que la Brigada de Información del CNP tenga sus más y sus menos con el CNI al encontrarse ambos vigilando sin saberlo a las mismas personas, entre ellas alguna a riesgo de la investigación. Incluso se han vivido situaciones extremas en las que unos y otros han llegado a fotografiarse entre sí creyendo que estaban ante terroristas o han llegado a colocar minicámaras de vídeo camufladas en el mismo lugar para vigilar el idéntico portal. Por fortuna estos casos son la excepción.

En cambio este problema apenas se ha dado con la Guardia Civil que sintoniza mejor con el CNI, “debido al carácter militar del Cuerpo Armado”, aseguran a La Vanguardia. En cuanto a los Mossos, que igualmente han realizado servicios de información de primer orden internacional –por ejemplo relativos a extremistas pakistaníes–, no hay constancia de fallos de coordinación con los otros cuerpos.

En este insólito palmarés catalán de agentes secretos destinados a perseguir el terrorismo de raíz islamista, siguen la estadounidense Central Intelligence Agency (CIA), el Mossad (Israel), la policía secreta marroquí, los servicios secretos militares argelinos, y en parecida medida los servicios investigación de Pakistán, India, Iraq, Irán, Túnez o Libia (estos días en precario). Todos ellos han aumentado su presencia en tierras catalanas. También tienen sus agentes Jordania, Siria, Arabia Saudí o Líbano y, por supuesto, todos los países miembros de la Unión Europea. Pero, aún así, la CIA y el Mossad se llevan la palma del reciente incremento de agentes extranjeros en la capital catalana y otras localidades con una alta presencia de población de origen islámico.

En este peculiar abanico de agentes secretos rondando por Catalunya no se contabilizan los habituales enlaces policiales o los agentes camuflados dedicados habitualmente a la persecución del crimen organizado. En esas tareas habría que sumar a todos los países del Este europeo, varios asiáticos y gran parte de América Latina.

El trabajo de los agentes está protegido por la ley de Secretos Oficiales pero se puede constatar que los “espías” que trabajan en Catalunya son los adscritos a las embajadas y consulados que operan en España y por lo tanto cuentan con el plácet del Gobierno o, para ser más exactos, del CNI, que conoce sobradamente su existencia y está obligado a conocer sus movimientos.

La misión admitida oficialmente para los agentes extranjeros de origen árabe o musulmán es la vigilancia, camuflada, de sus propias comunidades, con el fin de detectar posibles salafistas entre sus compatriotas. Por su parte, los agentes occidentales, que también operan camuflados, básicamente tratan de detectar, descubrir y controlar las posibles conexiones entre células extremistas radicadas en Catalunya con supuestos extremistas localizados en sus respectivos países.

Es tarea del CNI enlazar las agencias extranjeras que operan en España, obtener información, detectar terroristas y en su caso ponerlos en manos de la Justicia a través de algún cuerpo policial, ya que el CNI carece de competencias para realizar arrestos. Al CNI le corresponde además la seguridad exterior. En otras palabras, la reciprocidad: tiene agentes trabajando en el extranjero al mismo tiempo que se encarga del contraespionaje o, lo que es lo mismo, de que los agentes de los que estamos hablando se limiten a la misión para la que han recibido autorización española. Cualquier violación del acuerdo supondría la expulsión inmediata del agente, hecho que se suele producir sin ruido y con absoluta discreción para no alterar los equilibrios de las relaciones diplomáticas. Es un juego en el que todos aceptan las reglas.

Pero el asunto no acaba ahí. Ni mucho menos. Además de los agentes oficialmente reconocidos, hay otros que han entrado en España, en Barcelona. sin seguir el procedimiento reglamentario y que se instalan en empresas u otras tapaderas para camuflarse. También estos son expulsados sin ruido en el momento que son descubiertos por el CNI.

Pero dado que este tipo de agentes secretos no tiene como objetivo espiar a España, sino a sus propias comunidades o a las enemigas de su país, a veces los detectan y los toleran siempre y cuando el CNI decida que su presencia no es negativa para la seguridad del Estado y acaben prestando alguna colaboración de interés nacional. Otra vez el mismo juego y sus reglas no escritas.

La gran paradoja es que tanto los extremistas como los servicios que les buscan o vigilan han montado en Barcelona empresas o locales tapadera del mismo estilo. Abundan y van por barrios. Por lo que respecta a los servicios de inteligencia hay datos muy fiables que señalan la existencia de negocios aparentemente regentados por ciudadanos de una nacionalidad que en realidad son de otra y que en verdad son agentes encubiertos de un tercer país. Las fuentes consultadas señalan al CNI, el Mossad y la CIA como aventajados en este modelo de camuflaje que se estaría reproduciendo ahora mismo en Barcelona y otras localidades catalanas. Pero el asunto es tan delicado que nadie habla claramente ni se extiende en el tema.

Se rozan los límites de las leyes referentes a los secretos de Estado o mencionan la “razón de Estado” para callar y no explicar.

http://www.lavanguardia.com/politica/20110605/54166345045/barcelona-nido-de-espias.html

Estados Unidos suministró armas químicas a Saddam Hussein durante la Primera Guerra del Golfo

En 1988, durante los últimos días de la guerra de Irak contra Irán, gracias a imágenes obtenidas por satélite, Estados Unidos supo que Irán estaba a punto de ganar una importante ventaja estratégica al abrir una brecha en la defensa irakí.

Funcionarios de inteligencia estadounidenses transmitieron la posición de las tropas iraníes a Irak, conscientes de que el ejército de Saddam Hussein iba a atacar con armas químicas, incluyendo el gas sarín, un agente nervioso letal.

Los datos entregados al mando militar de Saddam Hussein incluían imágenes y planos de movimientos de las tropas iraníes, así como la ubicación de las instalaciones logísticas de sus fuerzas, así como planes detallados del emplazamiento de sus tropas antiaéreas.

Usando estos datos, las tropas irakíes utilizaron gas mostaza y sarín antes de lanzar cuatro importantes ofensivas a principios de 1988. Las ofensivas de las tropas de Saddam ayudaron a cambiar el curso de la guerra a favor de Irak y llevaron a Irán a la mesa de negociaciones.

La información procede de documentos confidenciales de la CIA que fueron obtenidos y publicados por la revista “Foreign Policy” (*), poniendo de relieve que entonces la CIA y el Pentágono no hicieron nada para detener el uso de gas nervioso contra Irán.

En junio de 1987 la aviación irakí también arrojó una sustancia tóxica, posiblemente gas mostaza, sobre la localidad iraní de Sardasht, que fue la primera del mundo en ser bombardeada con este tipo de gas.

Lo mismo ocurrió con la población civil kurda, que padeció el mismo tipo de ataques con gases tóxicos en la década de los ochenta.

Durante años Estados Unidos ha negado que conociera los planes de ataques químicos irakíes, insistiendo en que el gobierno de Saddam Hussein nunca les informó de que iba a utilizar ese tipo de armas.

No obstante, en declaraciones a la revista, el coronel retirado de la Fuerza Aérea Rick Francona, antiguo agregado militar en Bagdad durante aquellos años, admite que es falso: “Los irakíes nunca nos dijeron que tenían planes de usar gas nervioso. No necesitábamos que nos lo dijeran: ya lo sabíamos”.

Según los archivos de la CIA Estados Unidos tenía pruebas consistentes de ataques químicos irakíes a partir de 1983. Fue en ese mismo período cuando Irán denunció públicamente los ataques químicos contra sus tropas y recogía datos para presentarlos a la ONU. Pero faltaban pruebas y el gobierno de Estados Unidos ayudó a ocultarlas para proteger a Saddam Hussein, que entonces era un fiel aliado.

Trascurridos 30 años, esta semana, Irán ha exigido 245 millones de dólares a Estados Unidos para indeminizar a las víctimas de los ataques químicos en la guerra Irán-Irak.

Un tribunal iraní falló a favor de 18 víctimas y familiares de los muertos por los bombardeos químicos de la aviación de Saddam Hussein durante la guerra y considera probado que las armas químicas fueron suministradas por Estados Unidos.

La Primera Guerra del Golfo entre Irak e Irán se extendió de 1980 a 1988 y se cobró la vida de alrededor de 1,5 millones de personas en ambos bandos.

15 años después Estados Unidos justificó la invasión de Irak por la existencia de “armas de destrucción masiva” que jamás aparecieron.

Posteriormente acusó falsamente al gobierno de Siria del empleo de armamento químico con el mismo propósito de justificar otra agresión militar, esta vez contra Damasco.

(*) http://www.foreignpolicy.com/articles/2013/08/25/secret_cia_files_prove_america_helped_saddam_as_he_gassed_iran

domingo, 20 de agosto de 2017

El asesor de seguridad del presidente Carter confesó ser el creador del terrorismo yihadista

Nazanín Armanian

“¿Qué es lo más importante para la historia del mundo?  ¿El Talibán o el colapso del imperio soviético?” Es la respuesta de quién fue el asesor de seguridad del presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, a la pregunta de la revista francesa Le Nouvel Observateur (del 21 de enero de 1998) sobre las atrocidades que cometen los yihadistas de Al Qaeda. Una escalofriante falta de ética de individuos como él que destruyen la vida de millones de personas para alcanzar sus objetivos.

En esta entrevista, Brzezinski confiesa otra realidad: que los yihadistas no entraron desde Pakistán para liberar su patria de los ocupantes infieles soviéticos, sino que seis meses antes de la entrada del Ejército Rojo a Afganistán, EEUU puso en marcha la Operación Ciclón el 3 de julio de 1979, enviando a 30.000 mercenarios armados incluso con misiles Tomahawk a Afganistán para arrasar el país, difundir el terror, derrocar el  gobierno marxista del Doctor Nayibolá y tender una trampa a la URSS: convertirlo en su Vietnam. Y lo consiguieron. A su paso, violaron a miles de mujeres, decapitaron a miles de hombres y provocaron la huida de cerca de 18 millones de personas de sus hogares, casi nada. Caos que continúa hasta hoy.

Esta ha sido la piedra angular sobre la que se levanta el terrorismo “yihadista” y al que Samuel Huntington dio cobertura teórica con su Choque de Civilizaciones. Así, consiguieron dividir a los pobres y desheredados de Occidente y de Oriente, haciendo que se mataran en Afganistán, Irak, Yugoslavia, Yemen, Libia y Siria, confirmado la sentencia de Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para el provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran”.

Consiguieron neutralizar la oposición  de millones de personas a las guerras y convertir en odio la empatía. Con el método nazi de “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad”:

- El atentado del 11-S no lo cometieron los talibanes afganos. La CIA en 2001 había implicado al gobierno de Arabia Saudí en la masacre. ¿Por qué, entonces, EEUU invadió y ocupó Afganistán?

- Las armas de destrucción masiva no las tenía Irak. El único país en Oriente Próximo que las posee, y de forma ilegal, es Israel y gracias a EEUU y Francia.

- Tampoco EEUU necesitaba invadir a Irak para hacerse con su petróleo. Demoler el estado iraquí tenía varios motivos, como eliminar un potencial enemigo de Israel y ocupar militarmente el corazón de Oriente Próximo, convirtiéndose en el vecino de Irán, Arabia Saudí y Turquía.

- Las cartas con ántrax que en EEUU mataron a 5 personas en 2001, no las enviaba Saddam Husein como juraba Kolin Powell, sino Bruce Ivins, biólogo de los laboratorios militares de Fort Derrick, Maryland, quien “se suicidó” en 2008.

- Ocultaron la (posible) muerte de Bin Laden agente de la CIA, hasta la pantomima organizada el 1 de mayo del 2011 por Obama, en el asalto hollywoodiense de los SEAL a un domicilio en Abottabad, a pesar de que la ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, ya había afirmado el 2 de noviembre del 2007 que el saudí había sido asesinado, por un posible agente de MI6 (quizás en 2002). Benazir fue asesinada casi un mes después de esta revelación. Mantener “vivo” a Bin Laden durante 8-9 años le sirvió a EEUU aumentar el presupuesto del Pentágono (de 301.000 millones de dólares en 2001 a 720.000 en 2011), incrementar los contratos de armas de Boeing, Lockheed Martin, Raytheon, etc. y vender millones aparatos de seguridad y cámaras de vídeo-vigilancia, montar cárceles ilegales por el mundo, legitimar y legalizar el uso de la tortura, practicar asesinatos selectivos y colectivos (llamados “daños colaterales”) y concederse el derecho exclusivo de invadir y bombardear al país que desee.

Una vez testados en Afganistán, la OTAN envió a éstos “yihadistas” a Yugoslavia con el nombre del Ejercito de Liberación de Kosovo; luego a Libia  y les puso el nombre de “Ansar al Sharia”, y a Siria, donde primero les denominó “rebeldes” y luego les dio otros 5-6 nombres diferentes. En esta corporación terrorista internacional, la CIA se encarga del entrenamiento, Arabia Saudí y Qatar de “cajero automático” como dijo el ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y Turquía, miembro de la OTAN, acoge, entrena y cura a los hombres del Estado Islámico. ¡Son los mismos países que forman la “coalición antiterrorista”!

¿Cómo decenas de servicios de inteligencia y los ejércitos de cerca de 50 países, medio millones de efectivos de la OTAN instalados en Irak y Afganistán, que han gastado miles de millones de dólares y euros en la “guerra mundial contra el terrorismo” durante 15 largos años, no han podido acabar con unos miles de hombres armados con espada y daga de Al Qaeda?

Así fabricaron al Estado Islámico

Siria, finales del 2013. Los neocon aumentan la presión sobre el presidente Obama para enviar tropas a Siria, y necesitan una casus belli. El veto de Rusia y China a una intervención militar en el Consejo de Seguridad, la ausencia de una alternativa capaz de gobernar el país una vez derrocado o asesinado el presidente Asad, el temor a una situación caótica en la frontera de Israel, eran parte de a los motivos de Obama a negarse.  Sin embargo, el presidente y sus generales pierden la batalla y los sectores más belicistas del Pentágono y la CIA, Qatar, Arabia Saudí, Turquí y los medios de comunicación afines asaltan la opinión pública con las imágenes de las decapitaciones y violaciones cometidas por un tal Estado Islámico. Una vez que el mundo acepta que “hay que hacer algo”, y al no tener el permiso de la ONU para atacar Siria, el Pentágono, el bombero pirómano, diseña una especial ingeniería militar:

1. Traslada en junio de 2014 a un sector del Estado Islámico de Siria a Irak, país bajo su control, dejando que ocupe tranquilamente el 40% del país, aterrorizando a cerca de ocho millones de personas, matando a miles de iraquíes, violando a las mujeres y niñas.

2. Organizó una potente campaña de propaganda sobre la crueldad del Estado Islámico, semejante a la que hicieron con las lapidaciones de los talibanes a las mujeres afganas, y así poder “liberar” a aquel país. ¡Hasta la eurodiputada Emma Bonino cayó en la trampa, encabezando la lucha contra el burka, mirando al dedo en vez de la luna!

3. Afirmó que al ubicarse el cuartel general de los terroristas en Siria, debían atacar Siria.

4. Obama cesó de forma fulminante al primer ministro iraquí Nuri al Maliki, por oponerse al uso del territorio iraquí para atacar a Siria.

5. Objetivo conseguido: EEUU por fin pudo bombardear, ilegalmente, Siria el 23 de septiembre del 2014, sin tocar a los “yihadistas” de Irak. Gracias al Estado Islámico, hoy EEUU (y Francia, Gran Bretaña y Alemania) cuentan con bases militares en Siria, por primera vez en su historia desde donde podrán controlar toda Eurasia. Siria deja de ser (tras la caída de Libia en 2001 por la OTAN) el único país del Mediterráneo libre de bases militares de EEUU.

6. Y lo sorprendente: desde esta fecha hasta el julio del 2017, el Estado Islámico mantiene ocupado el norte de Irak sin que decenas de miles de soldados de EEUU hayan hecho absolutamente NADA. Al final, el ejército iraquí y las milicias extranjeras chiítas liberan Mosul, eso sí, cometiendo terribles crímenes de guerra contra los civiles.

El terrorismo en la estrategia del ‘imperio del caos’

El terrorismo “yihadista” cumple cuatro principales funciones para EEUU: militarizar la atmósfera en las relaciones internacionales, en perjuicio de la diplomacia; arrebatar las conquistas sociales, instalando estados policiales (los atentados de Boston, de París e incluso el de Orlando) y una vigilancia a nivel mundial; ocultar las decisiones vitales a los ciudadanos; hacer de bulldozer, allanando el camino de la invasión de sus tropas en determinados países, y provocar caos, y no como medio sino como un objetivo en sí.

Si durante la Guerra Fría Washington cambiaba los regímenes en Asia, África y América Latina mediante golpes de Estado, hoy para arrodillar a los pueblos indomables recurre a bombardeos, enviar escuadrones de muerte, y sanciones económicas, para matarles, debilitarles  dejarles sin hospitales, agua potable y alimentos, con el fin de que no levanten cabeza durante generaciones. Así, convierte a poderosos estados en fallidos para moverse sin trabas por sus territorios sin gobierno.

EEUU que desde 1991 es la única superpotencia mundial, ha sido incapaz de hacerse con el control de los países invadidos, debido al surgimiento de otros actores y alianzas regionales que reivindican su lugar en el nuevo mundo. Y como el perro del hortelano, ha decidido sabotear la creación de un orden multipolar que intenta gestarse, provocando el caos: debilita BRICS conspirando contra Dilma Russef y Lula en Brasil; impide una integración Económica en Eurasia, propuesta por Rusia a Alemania archivada con la guerra en Ucrania, y mina el proyecto chino de la Nueva Ruta de la Seda y una integración geoeconómica de Asia-Pacífico que cubriría dos tercios de la población mundial, y en cambio crea alianzas militares como la “OTAN sunnita” y organizaciones terroristas con el fin de hundir Oriente Próximo en largas guerras religiosas.

Anunciar que ha diseñado un plan para el “cambio de régimen” en Irán –un inmenso y poblado país-, ante la dificultad de una agresión militar, significa que pondrá en marcha una política de desestabilización del país mediante atentados y tensiones étnico-religiosas. La misma política que puede aplicar Corea del Norte, Venezuela, o Bolivia, y otros de su lista del “Eje del Mal”, y todo el servicio de perpetuar su absolutista hegemonía global: que intentase derrocar a su aliado Tayyeb Erdogan es el colmo de la intolerancia.

Antes de los trágicos atentados en Catalunya, el Estado Islámico atacó a la aldea afgana de Mirza Olang. Llenó varias fosas comunes con al menos 54 cadáveres de mujeres y hombres y tres niños decapitados, y se llevó a unas 40 mujeres y niñas para violarlas.

Conclusión: que el “yihadismo” no es fruto de la exclusión de los musulmanes, ni siquiera se trata de la lógica de los vasos comunicantes y el regreso de los “terroristas que hemos criado en Oriente”.  “Vuestra causa es noble y Dios está con vosotros”, dijo Zbigniew Brzezinski a sus criaturas, los yihadistas.

http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4143/el-asesor-de-seguridad-del-presidente-jimmy-carter-yo-cree-el-terrorismo-yihadista-y-no-me-arrepiento/


El senador McCain posa con los terroristas en Siria antes de celebrar una reunión

Esclavos del Caribe fueron infectados con viruela como parte de experimentos médicos del colonialismo

Durante la época colonial en el Caribe del siglo XVIII, John Quier, un médico británico infectó a cientos de esclavos con viruela para diversos experimentos científicos, según ha revelado Londa Schiebinger, profesora de Historia de la Universidad de Stanford, en su reciente libro titulado “Curas secretas de esclavos”.

Schiebinger asegura que Quier, que prestaba servicios como médico en una plantación en Jamaica, utilizó a 850 esclavos como “conejillos de indias” a mediados del siglo XVIII.

La historiadora compara los hechos con el Caso Tuskegee de 1932, un experimento de la sífilis emprendido por el Gobierno de Estados Unidos, en el que 600 personas participaron sin saber realmente la enfermedad que tenían y nunca recibieron tratamiento. Sin embargo, en este caso los esclavos no fueron engañados, sino sus propietarios.

La historiadora explica que para la época los esclavos estaban protegidos de la explotación médica excesiva, y “la voluntad de sus dueños prevalecía sobre el consejo de un médico”. Es por ello que Quier, tras asegurar que había desarrollado una “cura perfecta” para el pian –infección tropical de la piel, los huesos y las articulaciones-, logró que los amos entregaran a sus esclavos, ante el “temor a perderlos”. Así es como los contagió con viruela.

Considerado uno de los precursores de la vacuna contra la viruela, Quier aprovechó para intentar responder preguntas que la medicina europea desconocía: si era seguro o no inyectar con el virus a mujeres embarazadas, recién nacidos o personas que sufrieran de otras enfermedades.

Incluso, indagó en cuestiones tan controvertidas como si sus experimentos con viruela en “mujeres negras” eran válidos para las mujeres inglesas. Todo esto lo llevó a introducir el virus repetidamente en las mismas personas, a pesar de las consecuencias.

https://actualidad.rt.com/actualidad/247549-esclavos-caribe-infectar-viruela-experimentos