sábado, 7 de octubre de 2017

¿A qué se dedican las tropas estadounidenses desplegadas en el Sahel africano?

El miércoles tres soldados del Pentágono y cuatro del ejŕecito de Níger cayeron muertos en una emboscada en el país africano, poniendo de manifiesto por vez primera de manera oficial la presencia militar de Estados Unidos en el Sahel africano.

Se cumple así otra ley del yihadismo, que merece la pena enunciar: aunque aparentemente, las tropas de Estados Unidos se despliegan allá donde el yihadismo es más activo, la realidad es la contraria: allá donde las tropas del Pentágono están presentes, es donde hay más actividad yihadista.

No era ningún secreto. En 2002 el Pentágono aprobó la Iniciativa PanSahel de “lucha contra el terrorismo”. Dos años más tarde fue sustituida por la Iniciava AntiTerrorista TranSahariana para llevar armamento y adiestrar tropas locales (“train and equip”). Cada año las tropas estadounidenses realizan en Niger los ejercicios militares Flintock.

A todas esas operaciones hay que sumar las que llevan a cabo las fuerzas especiales SOC-Africa (Special Operations Command for Africa), una fuerza de 1.700 soldados cuyas labores nadie se ha preocupado por aclarar. No sabemos si luchan contra el terrorismo o si son ellos los terroristas.

Los programas de formación se prolongan ya más que una licenciatura universitaria de alto rango: 17 años de armas y entrenamiento no han servido para nada, salvo para empeorar la situación en el Sahel.

El método del Pentágono consiste en acompañar a las fuerzas locales en los combates, aunque éstas constituyen siempre el grueso de las operaciones. A los mandos estadounidenses lo que les interesa es sobre todo la vigilancia, el espionaje y el control, tanto de unos (terroristas) como de otros (antiterroristas).

Según datos de Africom, el mando militar del Pentágono en África, hay un millar de terroristas en la región del Sáhara repartidos en diferentes grupos armados, que van de oriente a occidente, desde el Cuerno de África, en Somalia, hasta Mauritaria, en la orilla del Atlántico.

En esa larga franja combaten Al-Shebab, El Califato Islámico del Gran Sáhara, AQMI, Al-Morabitum y Boko Haram. La emboscada en la que cayeron el miércoles los soldados estadounidenses no fue obra, muy probablemente de ninguno de ellso sino del grupo de Abu Walid Al-Saharaui, un antiguo dirigente de Mujao y disidente de Al-Morabitun nacido en Mali.

5 comentarios:

  1. Parece ser que todo lo que acontece en el mundo es más importante que lo que acontece en nuestro propio Estado...

    ResponderEliminar
  2. ¿Y cuál es tu Estado?

    ResponderEliminar
  3. Aquí se habla del estado español,y del mundo por que todo esta relacionado, claro que lo que pasa en africa importa o debería importar a aquí crees que la inmensa masa de refugiados que se agolpan para llegar a Europa no es un problema humano, o los sangrientos atentados de los mercenarios del Isis,ten un poco de análisis hermano y ata los acontecimientos del mundo a el estado español y viceversa

    ResponderEliminar
  4. Que yo sepa España. Como Estado, no como nación

    ResponderEliminar
  5. Pues si tu Estado es España y tienes buena información, ¿podrías compartirla con nosotros? Te lo agradeceríamos.

    ResponderEliminar