lunes, 9 de octubre de 2017

Che Guevara: el más nacedor de todos

Dayelín Machín Martínez

“La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud, en ella depositamos nuestra esperanza y la preparamos para tomar de nuestras manos la bandera”. Así expresó Ernesto Guevara, el Che, en un trabajo que elaboró para el semanario Marcha, de Uruguay, y que salió publicado el 12 de marzo de 1965.

El Guerrillero Heroico reconoció siempre el valor de los jóvenes como continuadores de la obra revolucionaria y depositó en ellos una enorme confianza.

Y él mismo fue y será un ejemplo imperecedero a seguir para todas las generaciones que le sucedieron, cuyas ideas nos convocan cada día a soñar, crear y confiar en un ideal.

Hoy, a 50 años de su muerte, podemos decir con total seguridad que no ha muerto, y como afirmó el intelectual uruguayo Eduardo Galeano, es el más nacedor de todos. Ha vuelto a nacer en los miles de jóvenes cubanos que luchan por mantener las conquistas de la Revolución.

En entrevista con estudiantes de la universidad de Pinar del Río Hermanos Saíz Montes de Oca, este semanario pudo comprobar cómo su legado no muere en jóvenes que, cada día, se empeñan en demostrar que ser como el Che, más que una consigna, constituye un deber.

Para Mariela Peña Duarte, la figura del Che es un símbolo de relevancia mundial. “Es un hombre que ha despertado grandes pasiones y para los jóvenes, en particular, representa la lucha contra las injusticias sociales y el constante sueño de construir un mundo mejor. Su legado nos impulsa a tener responsabilidad ante el trabajo, a ser mejores estudiantes, profesionales y sobre todo mejores seres humanos”.

Para Raidel Díaz Forteza, integrante de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), la figura del Che es trascendental. “El compromiso que tenemos es el de ser responsables y leales a nuestro tiempo, y además tener ese gran sentido del deber hacia la sociedad, así como con todos los hombres del mundo, como él afirmó”.

“Debemos ser más laboriosos, comprometidos y responsables, en pos de alcanzar un mayor desarrollo, pero sin perder de vista nuestros ideales revolucionarios”, así lo ve Alejandro Muñoz García. “El pensamiento del Che influye de manera decisiva en el modo de actuar de nosotros los jóvenes. Es un referente obligatorio para todos aquellos que creemos en la Revolución cubana”.

En uno de sus discursos el Che planteó como aspecto fundamental que la juventud debe señalar el camino, ser vanguardia en cada uno de los trabajos que le compete. Y sobre ese pensamiento, la menor de sus hijas señala el papel esencial de los jóvenes en las presentes y futuras luchas del país. “Querer ser como el Che no es solo sentir que lo amamos o respetamos, sino llevarlo a la práctica todos los días”, afirma Aleyda.

El Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz lo dejó muy claro cuando en la velada solemne en memoria del comandante Ernesto Che Guevara, en la Plaza de la Revolución, el 18 de octubre de 1967, expresó: “Si queremos decir cómo deseamos que se eduquen nuestros niños, debemos decir sin vacilación: ¡queremos que se eduquen en el espíritu del Che! Si queremos un modelo de hombre, un modelo de hombre que no pertenece a este tiempo, un modelo de hombre que pertenece al futuro, ¡de corazón digo que ese modelo sin una sola mancha en su conducta, sin una sola mancha en su actitud, sin una sola mancha en su actuación, ese modelo es el Che!”.

Es por ello que los jóvenes cubanos y revolucionarios debemos multiplicar sus ideas, hacerlas renacer en cada uno de nosotros, no dejar que nos impongan límites, sentirnos parte de cada transformación y volvernos protagonistas de la historia que nos ha tocado vivir.

http://www.guerrillero.cu/pinar-del-rio/2688-el-mas-nacedor-de-todos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario