lunes, 2 de octubre de 2017

La huelga general para mañana en Catalunya podría prolongarse hasta el 13 de octubre

La semana pasada los sindicatos CGT, Intersindical CSC, COS e Intersindical Alternativa de Catalunya convocaron una huelga general para mañana 3 de octubre. En la presentación de la misma, los sindicatos indicaron que la convocatoria tiene como objetivo “luchar contra la represión y por las libertades”.

Después la convocatoria ha ido sumando apoyos, ante la brutal represión por parte de la policía y podría extenderse hasta el próximo 13 de octubre.

La Taula per la Democràcia ha convocado las concentraciones, que se han celebrado este mediodía, a las puertas de los centros de trabajo, los ayuntamientos y la plaza de la Universitat de Barcelona.

La creación de la Taula per la Democràcia fue consecuencia de los registros y las detenciones practicados por la policía en la Generalitat, entidades y empresas. La organización está formada por unas 40 entidades que incluyen también las patronales Cecot y Pimec, las asociaciones de vecinos, Òmnium, ANC y los sindicatos CCOO, UGT, USOC y Unió de Pagesos.

Renfe ha cancelado un total de 151 trenes AVE y Larga Distancia con origen o destino en Catalunya, desde el 2 de octubre al 9 de octubre. El Ministerio de Fomento ha fijado servicios mínimos del 65 por ciento en trenes de media distancia, del 76 por ciento en trenes de alta velocidad (AVE) y Larga distancia; del 20 por ciento en trenes de mercancías y del 100 por ciento sin restricciones en trenes talleres, trenes grúa y brigada de socorro.

Los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO respaldarán mañana la realización de movilizaciones contra “la violencia ejercida por las fuerzas de seguridad” durante el referéndum, pero no la huelga general.

Ambas organizaciones impulsarán que sus asociados se sumen al “paro de país” convocado por los independentistas para protestar contra las cargas policiales, pero no respaldan la huelga que apoya la Declaración Unilateral de Independencia que busca el Govern.

El denominado “paro de país” convocado para mañana incluirá movilizaciones de distinto tipo que están negociándose por parte de empresarios y sindicatos. Estas actuaciones pueden comprender paros de unas horas, protestas frente a los centros de trabajo o incluso la no asistencia al puesto de trabajo usando un día de fiesta remunerado.

Las regiones catalanas de los dos sindicatos mayoritarios pretenden que a la movilización se sumen desde los trabajadores asalariados, hasta los autónomos, los empresarios, los comerciantes, las entidades diferentes o los taxistas, entre otros colectivos.

UGT y CCOO han aclarado en un comunicado conjunto que en ningún caso respaldan la huelga general convocada a partir de mañana por otros sindicatos. “Las declaraciones del president Puigdemont en la noche del 1 de octubre no dejaron lugar a dudas de que la única estrategia política que contempla el Govern es la declaración unilateral de independencia. Siendo esto así, UGT y CCOO decimos claramente que no avalamos esa posición ni esa estrategia política”, argumentan.

Ambos sindicatos han subrayado que siguen apostando por “la negociación política e institucional para reconducir el conflicto político” que existe en Cataluña. En este sentido, han instado al Ejecutivo catalán a “no proceder a ninguna medida unilateral más, especialmente a la declaración de independencia”.

Ambas organizaciones establecen distinción entre la jornada de protesta de mañana martes contra la violencia del 1-O y la huelga general también convocada el mismo día: “Las organizaciones en Catalunya han hecho un llamamiento a participar en movilizaciones de denuncia de los excesos que se produjeron el 1 de octubre con otras entidades sociales catalanas, pero no a la huelga convocadas por otros sindicatos. En ningún caso vamos a avalar posiciones que den cobertura a la DUI”.

A esta llamada al paro se sumó esta mañana UGT. Su secretario general, Pepe Álvarez, dijo hoy lo mismo que decían los franquistas contra las huelgas obreras: que eran “políticas” y no “laborales”, aunque explicó que su sindicato respalda la convocatoria porque “hay que responder” a la represión desatada ayer en las calles.

El secretario general de UGT indicó que “no podemos quedarnos al margen” de una convocatoria con la que “creo que la mayoría de la ciudadanía de Cataluña quiere poner de manifiesto su indignación y rabia”. Álvarez apuntó que sería un “fraude” situar esta convocatoria en el plano laboral, pero destacó que el sindicato apuesta por crear un marco en el que quienes quieran puedan expresar su rechazo a los “gravísimos” hechos de ayer en Cataluña con las cargas policiales.

La portavoz de CCOO, Dolors Llobet, que habló en representación de la Mesa por la Democracia, explicó que esta acción “es más que una huelga general, porque una huelga general se refiere al ámbito laboral” y un paro de país “pretende paralizar” Cataluña el 3 de octubre.

Llobet ha asegurado que esta convocatoria no obliga a la Generalitat a fijar unos mínimos, porque no se trata de una huelga general.

Varias universidades catalanas se han sumado al paro. La Universidad Politécnica argumenta que su motivo es “rechazar la violencia ejercida el 1 de octubre por la Guardia Civil y la Policía Nacional contra los ciudadanos de Cataluña”. Según un comunicado, no habrá ninguna actividad en el centro universitario. Con palabras similares se ha manifestado la Universidad de Barcelona y la Pompeu Fabra, que además cerrarán a cal y canto los centros, no permitiendo entrar a nadie. La Autónoma también se suma, pero permitirá a su personal acceder o no a su puesto de trabajo pese a que “no habrá ninguna actividad académica”.

La fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) mantendrá su actividad normal mañana después de que los sindicatos mayoritarios hayan decidido no adherirse a la huelga general y tampoco exista, de momento, ningún acuerdo para llevar a cabo paros parciales ni concentraciones en los puestos de trabajo. La planta de Martorell es la fábrica más importante de Cataluña y pertenece a un monopolio automovilístico que emplea en sus tres centros de producción a más de 14.500 personas.

8 comentarios:

  1. Así que ahora la Generalitat es "el pueblo", los sindicatos amarillos los que defienden a los pobres y los asesinos de los mossos los héroes del pueblo. Pues a tomar por culo la libertad que nos traen y la democracia que defienden... institucionalmente y antipopular.

    ResponderEliminar
  2. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:30:00

    Ocho mossos fueron imputados ayer por la muerte de un detenido el pasado julio en el calabozo de la comisaría de El Vendrell (Tarragona). Su abogado asegura que consumió sustancias estupefacientes durante su arresto. La jueza, que los ha acusado de un supuesto delito de homicidio imprudente, estudia si hubo negligencia, pues según fuentes cercanas a la investigación en las dependencias policiales fueron hallados hachís y cocaína. El consumo de drogas también podría ser la causa, según el conseller de Interior, Ramon Espadaler, del fallecimiento el pasado viernes de un hombre en una celda de la comisaría de Les Corts. Pese a que la investigación sigue abierta, el responsable del Departament asegura que la muerte no tuvo nada que ver con su detención ni con la estancia en el calabozo.

    ResponderEliminar
  3. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:31:00

















    0



    Publicidad














    Media: 0

    Votos: 0

    Comentarios: 0
     Email
     Imprimir

    A+

    a-









    05/12/2013 07:00 Actualizado: 05/12/2013 07:00


    PÚBLICO


    Desde que tomaran las calles de Barcelona hace ahora ocho años, los Mossos d'Esquadra han protagonizado varios casos de abusos que han situado al cuerpo armado autonómico en el ojo del huracán. Su actuación también ha sido polémica lejos de la capital catalana, como refleja el hecho de que ayer un juez imputase a ocho agentes un delito de homicidio imprudente por la muerte de un detenido en el calabozo de la comisaría de El Vendrell, en Tarragona. Más allá de las acusaciones, ha habido condenas y, pese al clamor de la ciudadanía y de los jueces, también indultos, como los concedidos a tres policías que torturaron en Les Corts a un albañil al que confundieron con un ladrón.

    Un joven que discutía con un amigo fue trasladado en abril de 2006 a la comisaría de Les Corts, donde los agentes confirmaron su identidad, pues había perdido el DNI. Fue puesto en libertad, pero exigió a los mossos que se identificasen y se quejó del trato que le habían dispensado. Entonces fue detenido y, tras ser inmovilizado, fue pateado por varios policías. Sólo fue condenado por torturas uno de ellos porque no pudo reconocer al resto. Le cayeron diez meses de cárcel y más de dos años de inhabilitación.

    ResponderEliminar
  4. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:32:00

    Un incidente protagonizado en junio de 2006 por tres mossos fuera de servicio terminó con un cliente de la sala Bikini en la comisaría de Les Corts, donde sufrió un paliza. Para callarlo, amenazaron con matarlo y con violar a su mujer si se atrevía a presentar una denuncia. Fueron condenados por detención ilegal y lesiones a cuatro y tres años de cárcel, sentencia confirmada por el Tribunal Supremo, aunque un indulto los libró de la cárcel. El caso puso el foco sobre esta comisaría y forzó al Departament d'Interior, entonces dirigido por el conseller Joan Saura, a instalar cámaras en su interior para evitar los abusos.

    La Audiencia de Barcelona condenó a seis años y siete meses de cárcel a tres mossos por torturar en julio de 2006 a un albañil al que confundieron con un ladrón. Posteriormente, el Tribunal Supremo redujo la pena en un año y siete meses. Otros dos compañeros fueron condenados a seis meses y a dos años y tres meses, respectivamente. Durante el arresto, la víctima recibió puñetazos y su mujer, embarazada, fue tratada con malos modos. Una vez conducido a comisaría de Les Corts, fue obligado a desnudarse y le metieron una pistola en la boca. El Gobierno español les concedió primero un indulto parcial y luego otro total (a cambio del pago de una multa), lo que motivó una carta de repulsa firmada por dos centenares de jueces.

    ResponderEliminar
  5. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:32:00

    En marzo de 2010, la policía se empleó con saña contra los alumnos que rechazaban el Plan Bolonia. Decenas de estudiantes resultaron heridos. Dos antidisturbios fueron condenados a pagar 900 y 450 euros en multas e indemnizaciones por las lesiones causadas. El entonces director general de la policía catalana, Rafael Olmos, fue destituido. Tiempo después sería nombrado responsable de la Oficina del Plan de Seguridad Viaria, no sin antes ejercer como asesor de Interior en la formación de los propios mossos.

    Los golpes recibidos por David Fernández en mayo de 2011 no 'contuvieron una potencia cinética desproporcionada'. Es una de las conclusiones a las que llegó el juez que absolvió al agente acusado de agredir al parlamentario de la CUP. Tampoco pudo probarse que una herida en la pierna y un hematoma del brazo fuese consecuencia de los porrazos. Sucedió durante el intento de desalojo de la acampada de los indignados en Plaza Catalunya y representa tan sólo una metáfora de la impunidad que ha acompañado la represión policial durante el 15-M y las posteriores protestas.

    ResponderEliminar
  6. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:33:00

    Ester Quintana perdió un ojo durante la huelga del 14 de noviembre de 2012 por el disparo de una pelota de goma, cuyo uso ha sido negado por Interior. Sin embargo, un enfermero que atendió a la herida asegura que otros manifestantes también presentaban impactos. El caso ha revuelto las aguas del Departament y forzado varias reformas. Felipe Puig se vio obligado a dejar el cargo de conseller, dos mossos han sido imputados y las declaraciones ante el juez se suceden.

    Un menor de 13 años recibió cuatro puntos de sutura tras recibir un porrazo en Tarragona durante el paro general del 14-N. Interior aseguró al día siguiente que el arma rebotó en la mochila de un manifestante e impactó en la cabeza del niño.

    ResponderEliminar
  7. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:34:00

    Dos noticias en una. La difundida por los Mossos d'Esquadra el pasado 15 de junio destaca la detención de un hombre en la Ciutat Vella por atentar contra los agentes de la autoridad. Se trataba del periodista Bertran Cazorla, quien habría titulado de otra forma: la policía catalana golpea e insulta a un detenido por pedir la identificación a los agentes que procedían a detener a unos lateros. Tres mossos fueron imputados por un delito de atentado contra la integridad moral y una falta de lesiones. Interior los ha mantenido en sus puestos.

    Juan Andrés Benítez murió de un fallo cardiaco tras ser reducido la noche del 5 de octubre en el Raval. Una jueza ha imputado a ocho mossos adscritos a la comisaría de Ciutat Vella por un presunto delito contra la vida o la integridad física, otro contra la integridad moral y otro por obstrucción a la justicia y coacciones. Un noveno agente fue acusado después de haber supuestamente limpiado el charco de sangre que dejó el empresario del Gaixample.

    ResponderEliminar
  8. elolvidoestallenodememoria3 oct. 2017 18:38:00

    Que la burguesía tenga memoria selectiva e interesada es normal, es típico de psicópatas y delincuentes, pero que la tenga el pueblo, me indigna.
    Salud.

    ResponderEliminar