viernes, 6 de octubre de 2017

La primera base militar de China en África genera alarma en Estados Unidos

La primera base militar de China en el pequeño país africano de Djibouti es “probablemente la primera de muchas” que el país pretende construir en todo el mundo, lo que podría poner en conflicto sus intereses con Estados Unidos, según funcionarios de inteligencia estadounidenses.

“China tiene el más rápido índice de modernización militar en el mundo junto a Estados Unidos”, de acuerdo con información proporcionada ayer por los funcionarios de inteligencia de Estados Unidos, que pidieron no ser identificados. Eso creará nuevas áreas de intersección y conflictos de intereses de seguridad entre China y Estados Unidos y otros países en el exterior, según los espías.

El Ejército Popular de Liberación anunció el establecimiento de una base de apoyo logístico en Djibouti en julio, diciendo que apoyaría la escolta naval militar de China, misiones humanitarias y mantenimiento de la paz en África y Asia occidental, así como ejercicios militares y evacuación de emergencia.

Como parte de la creciente influencia militar y económica de China, el país está adoptando una postura más firme sobre las reivindicaciones territoriales en el Mar de China Meridional, las relaciones con Taiwán y en la promoción de su iniciativa comercial en la nueva Ruta de la Seda. Los intereses chinos están en conflicto con Estados Unidos y Beijing está “buscando activamente socavar la influencia estadounidense”, según los funcionarios.

No obstante, son raros los comentarios sobre la manera en que las agencias de inteligencia estadounidenses abordan las pretensiones de China cuando el presidente Xi Jinping busca consolidar el apoyo al Congreso del Partido Comunista de este mes, que se celebra una vez cada cinco años. El presidente Donald Trump planea visitar China el mes que viene y, mientras los dos países han encontrado áreas de cooperación, incluyendo sobre las sanciones de la ONU contra Corea del norte, tienen desacuerdos no resueltos sobre el comercio, las reivindicaciones territoriales de Pekín y la guerra civil de Siria.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, visitó Beijing el mes pasado y subrayó su intención de reducir el déficit comercial de Estados Unidos con el mayor exportador mundial a través de “mayores exportaciones de bienes y servicios estadounidenses de alto valor a China y mejor acceso al mercado”. La última medida después de que el representante comercial de Estados Unidos abriera una investigación sobre las prácticas de propiedad intelectual de China han colocado las esposas en las muñecas de China.

https://www.bloomberg.com/news/articles/2017-10-05/u-s-intelligence-sees-china-s-military-expanding-bases-globally

No hay comentarios:

Publicar un comentario